Ejemplares   Suscripción   Educación a distancia   Sobre Revista  Contáctenos

::Revista Bioanalisis::

 

 

 




 

 Novedades  
 
25º Aniversario de ETC internacional
  Ver
 
VALOR DEL SEDIMENTO URINARIO EN EL DIAGNÓSTICO DE MALACOPLAQUIA
  Ver
 
Epidemiología, diagnóstico y tratamiento de la trombosis venosa profunda de las piernas y de la embolia pulmonar
  Ver
 
Descubren una bacteria intestinal que genera fragmentos tóxicos del gluten
  Ver

 ACCESO A USUARIOS

  Usuario
 Contraseña
 Olvidó su contraseña? Haga click aquí
 Aún no es usuario? Suscribase aquí
 Recibe la edición impresa, pero no tiene usuario y contraseña.Haga click aquí

 Ejemplares

Novedades Buscador de Notas Agenda de Curso y Congresos Bioagenda Publique su investigación Escribe el lector

 Suscripción

Edición Impresa Web ( solo fuera de Argentina)

 Educación a distancia

Cursos Centro de encuentro de profesionales
   


 Sobre Revista Bioanálisis

Staff Características de la publicación Distribución de la publicación Espacios Publicitarios Contáctenos

Revista Nº 65 Septiembre-Octubre 2015

Sumario Editorial Bioqumica Empresarial Diagnstico Bioqumico Agenda Arte Bioagenda

Diagnstico Bioqumico


Infección por el virus papiloma humano (HPV) y cáncer cérvico uterino (CCU)

Autor: García, María G.*, Marina Medina **, Pirola Daniel A. **

La infección viral por HPV es con-dición necesaria para el desarrollo del CCU, pero no es la única responsable, por eso se considera a esta enfermedad como una patología de origen multifactorial ya que existen otros factores, entre los cuales podemos mencionar co-infecciones con otros patógenos como HIV, Herpes simplex, factores genéticos, inmunológicos y otros propios del huésped, que determinan la evolución o la regresión espontánea de una lesión producida por HPV(2).

En la actualidad mueren aproxi-madamente 266.000 mujeres por año a nivel mundial como consecuencia de esta enfermedad, representando el CCU el cuarto cáncer más frecuente en la población femenina, con una tasa de incidencia de 528.000 casos por año, de los cuales más del 85 % corresponde a países en desarrollo, que incluye a la Argentina(3) con aproxima-damente 4.900 nuevos casos por año, de los cuales alrededor de 2.100 mujeres mueren a causa de esta enfermedad(4).

Diagnóstico molecular

Debido a que a diferencia de otros virus el HPV no puede propagarse en medios de cultivo, las pruebas para el diagnóstico de la infección se basan en la detección de ácidos nucleicos virales por métodos moleculares.

La detección de ADN por técnicas moleculares poseen una sensibilidad mucho mayor que la citología en la detección de neoplasias intraepiteliales de alto grado (CIN-2 y CIN-3), carcinoma de células escamosas, adenocarcinoma de cuello uterino, y fundamentalmente en resultados de citología indeterminada como ASC-US (células escamosas atípicas de significado incierto) y ASC-H (células escamosas atípicas donde no se puede excluir lesión escamosa intraepitelial de alto grado)(5,6,7).

En los últimos años se han incor-porado una gran variedad de técnicas en la práctica clínica para la detección de HPV, y se estima que actualmente hay disponibles en el mercado más de cien pruebas comerciales(8). Estas pruebas pueden ser clasificadas en aquellas que: a) detectan ADN viral de los genotipos más frecuentes de HPV de alto y/o bajo riesgo, sin genotipificación individual, b) detectan ADN de algunos genotipos deHPV de alto riesgo con la concomitante genotipificación parcial de algunos de los principales tipos de alto riesgo y, c) detectan ARNm de las oncoproteínas E6 y E7 de algunos genotipos de HPV de alto riesgo.

Recientemente representantes de organizaciones científicas incluyendo the Society of Gynecologic Oncology, the American Society for Colposcopy and Cervical Pathology, the American College of Obstetricians and Gynecologists, the American Cancer Society, the American Society of Cytopathology, the College of American Pathologists, and the American Society for Clinical Pathology, publicaron recomendaciones preliminares para el screening primario de la infección por genotipos de alto riesgo del virus HPV como forma de prevención del cáncer cervical.

Dos ensayos están siendo usados localmente para tal fin, Digene HC2 High-Risk HPV DNA Test(Qiagen)detecta a los genotipos de alto y bajo riesgo más frecuentes y Cobas 4800 HPV Taqman (Roche Molecular Diagnostics) que detecta solo a los genotipos de alto riesgo más frecuentes (tabla 2).


Tabla 2: Genotipos más frecuentes.







Genotipos más frecuentes encitología normal y lesiones del cuello uterino de distinto grado

En mujeres con citología cervical normal, la positividad para HPV oscila entre 10 y 15% a nivel mundial.Se puede identificar una amplia variedad de tipos virales; en general el HPV 16 ocupa el primer lugar, aunque sin un predominio marcado(9,10).

En las lesiones intraepiteliales de bajo grado (LSIL), también llamadas neo-plasias intraepiteliales cervicales grado 1 (CIN 1), puede encontrarse gran diversidad de tipos virales. En un metaanálisis mundial realizado se observó que el HPV 16 fue el tipo más frecuente (26,3%), seguido del HPV 31 (11,5%), HPV 51 (10,6%) y HPV 53 (10,2%)(11).
En las lesiones intraepiteliales de alto grado (HSIL), que comprende la neo-plasia intraepitelial cervical grado 2 (CIN 2) y neoplasia intraepitelial cervical grado 3 (CIN 3), el espectro de tipos virales es más restringido, con predominio de los HPV de alto riesgo (HPV-AR), en especial HPV 16 y 18 (50%)(12,13).

El mayor metaanálisis realizado en América Latina y el Caribe que incluyó más de 5.500 CCU confirmó que en esta patología, los tipos virales que ocupan el primero y segundo lugar son los HPV 16 y 18, respectivamente, que juntos alcanzan alrededor del 70% de la etiología de las neoplasias a nivel mundialsiendo los seis siguientes más comunes los HPV 31, 45, 33, 52, 58 y 35(14).

Basados en estos resultados se puede decir que un alto porcentaje de los casos de infección por HPV serán detectados por los métodos en uso actualmente.

Detección de HPV por PCR/secuenciación

En los últimos años hemos proce-sado en nuestro laboratorio basados en la metodología de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) y posterior secuenciaciónen sistema ABI 3500 (secuenciación capilar), 1248 muestras de cepillados cervicales, de las cuales 536 han sido detectables para el virus de HPV.
[+] Descargar documento relacionado     

Copyright 2013 - Revista Bioanalisis de Grupo Bio SRL - Rodriguez 8087 Carrodilla Mendoza - Argentina Tel. (54 261) 4363473
Todos los derechos reservados - Términos y condiciones legales - Seguinos en - Descarga de intérpretes PDF