Ejemplares   Suscripción   Educación a distancia   Sobre Revista  Contáctenos

::Revista Bioanalisis::

 

 

 




 

 Novedades  
 
VALOR DEL SEDIMENTO URINARIO EN EL DIAGNÓSTICO DE MALACOPLAQUIA
  Ver
 
Epidemiología, diagnóstico y tratamiento de la trombosis venosa profunda de las piernas y de la embolia pulmonar
  Ver
 
Descubren una bacteria intestinal que genera fragmentos tóxicos del gluten
  Ver
 
Un análisis de saliva podría diagnosticar el asma
  Ver

 ACCESO A USUARIOS

  Usuario
 Contraseña
 Olvidó su contraseña? Haga click aquí
 Aún no es usuario? Suscribase aquí
 Recibe la edición impresa, pero no tiene usuario y contraseña.Haga click aquí

 Ejemplares

Novedades Buscador de Notas Agenda de Curso y Congresos Bioagenda Publique su investigación Escribe el lector

 Suscripción

Edición Impresa Web ( solo fuera de Argentina)

 Educación a distancia

Cursos Centro de encuentro de profesionales
   


 Sobre Revista Bioanálisis

Staff Características de la publicación Distribución de la publicación Espacios Publicitarios Contáctenos

Revista Nº 62 Marzo-Abril 2015

Sumario Editorial Diagnstico Bioqumico Agenda Arte Bioagenda

Diagnstico Bioqumico


Evaluación preliminar de la prueba comercial Chagas (Trypanosoma cruzi) IgG-ELISA® en individuos colombianos

Autor: Mónica Llano1, Paula Pavía1, Astrid Carolina Flórez2, Adriana Cuéllar3, John M. González4, Concepción Puerta1

Introducción. El diagnóstico de la enfermedad de Chagas es fundamental para brindar un tratamiento oportuno y mejorar el pronóstico del paciente. La capacidad discriminatoria de las pruebas serológicas para el diagnóstico varía de acuerdo con la prevalencia de la enfermedad y el antígeno utilizado en la prueba.

Objetivo. Evaluar la capacidad discriminatoria de la prueba comercial Chagas (Trypanosoma cruzi) IgG-ELISA® (NovaTec Immunodiagnostica GmbH) en un grupo de individuos colombianos utilizando la prueba de inmunofluorescencia indirecta (IFI) y el ensayo de inmunoabsorción enzimática (ELISA) como referencia.

Materiales y métodos. Se incluyeron 78 muestras de pacientes crónicos (36 asintomáticos y 42 sinto-máticos) y 21 de controles sanos. También se analizaron 17 individuos no infectados con riesgo epidemiológico para la enfermedad de Chagas, siete con leishmaniasis y nueve con enfermedad cardiaca. Se evaluaron por PCR en tiempo real cuatro individuos cuyos resultados variaron entre pruebas.

Resultados. Se encontraron diferencias significativas a una densidad óptica de 450 nm (p<0,0001) al comparar la mediana de la absorbancia entre los controles sanos (0,143) y los asintomáticos (2,401) o sintomáticos (2,776), entre los asintomáticos y sintomáticos (p=0,0408), entre los seronegativos con riesgo (0,232), individuos con enfermedades cardiacas (0,367) o con leishmaniasis (0,337) y los pacientes con enfermedad de Chagas (p<0,0001), y entre los controles sanos y los pacientes seronegativos con riesgo (p=0,0264), con enfermedades cardiacas (p=0,0015) o con leishmaniasis (p=0,002). La PCR en tiempo real fue positiva en tres de los cuatro casos.

Conclusiones. Esta prueba comercial de ELISA permitió discriminar a los pacientes con Chagas de los controles. Se requieren estudios de fase II para determinar las características operativas de la prueba.

Palabras clave: enfermedad de Chagas/diagnóstico, Trypanosoma cruzi, anticuerpos, ensayo de inmunoabsorción enzimática, reacción en cadena de la polimerasa.

Contribución de los autores

Mónica Llano: realización de los ensayos con la prueba comercial, análisis de los datos, preparación del manuscrito.

Astrid Carolina Flórez y Paula Pavía: realiza-ción de las pruebas serológicas de referencia y de PCR en tiempo real, respectivamente, preparación del manuscrito.

Adriana Cuéllar y John Mario González: diseño del estudio, análisis de los datos y preparación del manuscrito.

Concepción Judith Puerta: diseño y supervi-sión del estudio, obtención del apoyo financiero, análisis de los datos, elaboración del manuscrito.

Todos los autores leyeron y aprobaron el manuscrito.





La enfermedad de Chagas es causada por el flagelado Trypanosoma cruzi, parásito que exhibe una gran variabilidad genética representada en las seis unidades discretas de tipificación (Discrete Typing Units, DTU) establecidas (I a VI) y el nuevo genotipo Tcbat identificado en murciélagos en Brasil (1,2).

La enfermedad de Chagas es endémica en Centroamérica y Suramérica, donde se calcula que 9,8 millones de personas se encuentran infectadas con el parásito (3,4). Debido a la migración de la población infectada, la enfermedad se ha extendido a países no endémicos, principalmente Estados Unidos, Canadá, España, Japón y Australia (5). En Colombia se estima que 437.000 personas tienen la infección (6) y el 11 % de la población se encuentra en riesgo de adquirir la enfermedad (7). Un estudio reciente en Casanare, departamento endémico para esta enfermedad, reveló una sero-prevalencia de 16,91 % en la población de 15 a 89 años de edad (8).

La enfermedad de Chagas se inicia con una fase aguda que en la mayoría de los casos es inaparente o cursa con síntomas constitutivos y cuyo diagnóstico se realiza por medio de pruebas parasitológicas directas (3,9). Esta fase progresa a una fase crónica asintomática o indeterminada, en la cual el paciente desconoce su estado de infección en la mayoría de los casos (3,10). Cerca de 30 a 40 % de los pacientes infectados desarrolla sintomatología (3,9), siendo la miocardiopatía chagásica la afección más prevalente en Colombia (10). El diagnóstico con pruebas de laboratorio de la enfermedad de Chagas en su fase crónica (asintomática y sintomática) se realiza principalmente mediante técnicas serológicas que detectan anticuerpos de tipo inmunoglobulina G específicos de antígenos parasitarios (11). De hecho, la Organización Mundial de la Salud acepta como parámetro de diagnóstico de laboratorio los resultados positivos en dos pruebas basadas en principios inmunológicos diferentes (3,11). Así, la inmunofluorescencia indirecta (IFI) y el inmunoensayo enzimático (ELISA) constituyen dos de las técnicas más utilizadas (3,10,11). De estas, la prueba ELISA se destaca por su potencial de automatización y la posibilidad de examinar numerosas muestras de forma simultánea y en corto tiempo, así como la objetividad en la lectura de los datos y en su interpretación.

Entre las pruebas ELISA dispo-nibles, la prueba comercial Chagas (Trypanosoma cruzi) IgG-ELISA® (NovaTec Immunodiagnostica GmbH) utiliza como antígeno una proteína de fusión denominada TcF que codifica para cinco epítopos procedentes de antígenos distintos del parásito: TcD, PEP-2, TcLo1.2, TcE, y una variante polimórfica de este último denominada TcHi29 (12). Varios estudios han demostrado la capacidad de estos epítopos de inducir respuesta inmune humoral en el curso de la enfermedad en pacientes con enfermedad de Chagas procedentes de Argentina, Chile, Brasil, Bolivia y Ecuador (13-20). Además, la evaluación de la ELISA basada en el antígeno TcF en pacientes de Brasil y Argentina mostró porcentajes de sensibilidad y especificidad de 100 y 98,94 %, respectivamente (12).
[+] Descargar documento relacionado     

Copyright 2013 - Revista Bioanalisis de Grupo Bio SRL - Rodriguez 8087 Carrodilla Mendoza - Argentina Tel. (54 261) 4363473
Todos los derechos reservados - Términos y condiciones legales - Seguinos en - Descarga de intérpretes PDF