Ejemplares   Suscripción   Educación a distancia   Sobre Revista  Contáctenos

::Revista Bioanalisis::

 

 

 




 

 Novedades  
 
VALOR DEL SEDIMENTO URINARIO EN EL DIAGNÓSTICO DE MALACOPLAQUIA
  Ver
 
Epidemiología, diagnóstico y tratamiento de la trombosis venosa profunda de las piernas y de la embolia pulmonar
  Ver
 
Descubren una bacteria intestinal que genera fragmentos tóxicos del gluten
  Ver
 
Un análisis de saliva podría diagnosticar el asma
  Ver

 ACCESO A USUARIOS

  Usuario
 Contraseña
 Olvidó su contraseña? Haga click aquí
 Aún no es usuario? Suscribase aquí
 Recibe la edición impresa, pero no tiene usuario y contraseña.Haga click aquí

 Ejemplares

Novedades Buscador de Notas Agenda de Curso y Congresos Bioagenda Publique su investigación Escribe el lector

 Suscripción

Edición Impresa Web ( solo fuera de Argentina)

 Educación a distancia

Cursos Centro de encuentro de profesionales
   


 Sobre Revista Bioanálisis

Staff Características de la publicación Distribución de la publicación Espacios Publicitarios Contáctenos

Revista Nº 7 Enero - Febrero 2006

Sumario Editorial Diagnstico Bioqumico Investigacin Entrevista Gacetilla Bioqumica Empresarial Educacin y docencia Eventos Escribe el Lector Agenda Arte Bioagenda

Gacetilla


Acerca de los desrdenes por deficiencia de Iodo en la Repblica Argentina

Autor: Hugo Niepomniszcze Representante Argentino del ICCIDD y Coordinador del CACDDI-FASEN Mara Ofelia Sola Encargada de las Relaciones Institucionales del CACDDI Paula Mereshan Presidenta de la FASEN

Estamos controlando el aporte de iodo en la alimentacin?

Acerca de los desrdenes por deficiencia de Iodo en la Repblica Argentina

El iodo es un elemento fundamental para el normal funcionamiento de la glndula tiroides. Su distribucin en el Planeta no es uniforme, dado que abunda en los mares, pero es muy deficiente en las zonas montaosas. Su carencia trae aparejado importantes trastornos, tanto anatmicos como funcionales de este rgano endocrino. Entre los primeros se encuentran el bocio y la formacin de ndulos tiroideos, mientras que la consecuencia de los segundos es ms grave an, ya que conlleva alteraciones en el desarrollo psicosomtico del nio, provocado una disminucin leve del coeficiente intelectual, en el mejor de los casos, y cretinismo severo con graves deficiencias mentales y madurativas, en la peor de estas situaciones.

Por tal motivo, desde hace muchas dcadas, la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) brega por la solucin universal del problema. El mtodo ms idneo y efectivo para combatir los efectos de la deficiencia de iodo es la iodacin de la sal de consumo humano y animal. En la Argentina, existe la Ley Nacional 17.259/67 que obliga a las compaas salineras a iodar la sal con iodato de potasio en una proporcin de 1:30.000, es decir, 33 p.p.m. Esta ley est en vigencia desde hace ms de 3 dcadas. Sin embargo, no todas las empresas productoras de sal la cumplen apropiadamente. Como consecuencia de ello, el problema persiste en varias regiones del pas, en particular en zonas donde sus habitantes consumen sal de marcas locales a las que no se les agreg iodo, o bien la adicin del mismo fue insuficiente, tanto en calidad como en cantidad.

La OMS recomienda permanentemente a todos los gobiernos que tomen las medidas adecuadas para monitorear este problema en forma continua. Para tal fin, sugiere con firmeza la creacin de coaliciones nacionales entre las autoridades sanitarias oficiales y las ONGs dedicadas a controlar este flagelo. Ms an, las Naciones Unidas, a travs de la OMS y UNICEF, apoya y subsidia a la ICCIDD (Internacional Council for the Control of Iodine Deficiency Disorders) para que colabore en el desarrollo de programas en los distintos pases del mundo, para terminar definitivamente con los estragos que causa la deficiencia de iodo, y que son totalmente previsibles mediante la profilaxis con sal iodada. Uno de los firmantes de esta gacetilla es el representante argentino de la ICCIDD, quien es a su vez uno de los coordinadores del CACDDI (Comit Argentino de Control de los Desrdenes por Deficiencia de Iodo), el cual es un organismo no gubernamental (ONG), sin fines de lucro y dependiente de la Federacin Argentina de Sociedades de Endocrinologa (FASEN).

El CACDDI est a cargo del monitoreo del bocio endmico y la deficiencia de iodo en todo el territorio nacional. Actualmente, por medio de un programa comenzado en 1999, se han relevado ms de medio centenar de localidades en 19 de las 23 provincias argentinas. Se les ha palpado la tiroides a ms de 15.000 nios de escolaridad primaria y se han recogido varios miles de muestras de sal de consumo hogareo para medir su contenido en iodo. Al mismo tiempo, se tomaron miles de muestras de orina de los alumnos para investigar el nivel de sus iodurias (cantidad de iodo urinario), que refleja fielmente la ingesta de iodo proveniente de la dieta.

Al Gobierno Central, a travs del Ministerio de Salud Pblica, le corresponde el control de la iodacin de la sal que se vende en los comercios. Para que esta labor sea eficaz y est integrada al programa llevado a cabo por el CACDDI-FASEN, es imprescindible que se concrete la Coalicin Nacional impulsada por la OMS y el ICCIDD. Por tal motivo, nuestra Federacin present en el ao 2004, al Ministerio de Salud de la Nacin, los antecedentes de todo lo actuado y la peticin formal de su intencin de realizar en forma conjunta con los organismos oficiales un relevamiento metdico y continuo de la endemia bociosa en nuestro pas. Hasta el presente no hemos sido convocados y, frente a la Declaracin formal de la Asamblea Mundial de la OMS (en el ao 2004) de establecer coaliciones nacionales multidisciplinarias, que incluyan a los productores de sal, sectores intermedios, cientficos y educativos, que reporten sus progresos a la OMS en 2007, creemos imprescindible que podamos acordar una forma conjunta de trabajo.

La Organizacin Panamericana de la Salud (OPS) consideraba en sus informes de 1981 que probablemente un 0,3% de la poblacin de la Repblica Argentina no estaba expuesta a l a profilaxis iodada. Esta cifras contrastan con el
25 % de afectados previos a la instauracin del programa de iodacin de la sal (ao 1967). Han pasado varias dcadas sin reportes oficiales y tambin sin la implementacin de un programa completo de vigilancia de la frecuencia de los desrdenes por deficiencia de iodo.

La laxitud en la motivacin de los organismos responsables de control y la posibilidad de una menor iodacin de la sal, que el CACDDI-FASEN ya detect en algunas zonas del territorio nacional, permiten sospechar la recurrencia de los desrdenes por dficit de iodo en una parte considerable de la poblacin de nuestro pas.

Copyright 2013 - Revista Bioanalisis de Grupo Bio SRL - Rodriguez 8087 Carrodilla Mendoza - Argentina Tel. (54 261) 4363473
Todos los derechos reservados - Términos y condiciones legales - Seguinos en - Descarga de intérpretes PDF