Ejemplares   Suscripción   Educación a distancia   Sobre Revista  Contáctenos

::Revista Bioanalisis::

 

 

 




 

 Novedades  
 
VALOR DEL SEDIMENTO URINARIO EN EL DIAGNÓSTICO DE MALACOPLAQUIA
  Ver
 
Epidemiología, diagnóstico y tratamiento de la trombosis venosa profunda de las piernas y de la embolia pulmonar
  Ver
 
Descubren una bacteria intestinal que genera fragmentos tóxicos del gluten
  Ver
 
Un análisis de saliva podría diagnosticar el asma
  Ver

 ACCESO A USUARIOS

  Usuario
 Contraseña
 Olvidó su contraseña? Haga click aquí
 Aún no es usuario? Suscribase aquí
 Recibe la edición impresa, pero no tiene usuario y contraseña.Haga click aquí

 Ejemplares

Novedades Buscador de Notas Agenda de Curso y Congresos Bioagenda Publique su investigación Escribe el lector

 Suscripción

Edición Impresa Web ( solo fuera de Argentina)

 Educación a distancia

Cursos Centro de encuentro de profesionales
   


 Sobre Revista Bioanálisis

Staff Características de la publicación Distribución de la publicación Espacios Publicitarios Contáctenos

Revista Nº 17 Setiembre - Octubre 2007

Sumario Editorial Diagnstico Bioqumico Investigacin Calidad Entrevista Bioqumica Empresarial Gacetilla Agenda Arte Bioagenda

El chupete (*)

Autor: Jorge A. Robledo 03 jorge.a.robledo@gmail.com Jovita (cba.)



El lacerante y generalmente fastidioso sonido del timbre interrumpe, a las 3 de la maana, mi sueo y mis ensoaciones. Me levanto y abro la puerta con la frescura, inocencia, confianza y seguridad con que nos movemos los habitantes de pueblos pequeos. Una mujer joven con signos visibles de cansancio en su rostro, el pelo un tanto desaliado y aterida por el fro de la glida noche invernal, expresa su necesidad con uno de los mas terrorficos pedidos que se le puede hacer a un farmacutico, pero que sin lugar a dudas constituye una situacin de real emergencia: necesito un chupete.
Ya en la farmacia procedo al exhaustivo interrogatorio:
-Qu marca quers Carmen: Chuic, Sorbito o Bebito? le pregunto
-Bebito responde.
-De silicona o de ltex?-contino.
-De ltex
-Redondo o anatmico?-
-Redondo
-Tamao 1, 2 o 3?
-3
-Color rosa, blanco o celeste?
-Celeste.
Agradeciendo interiormente que no me haya pedido adems que sea fosforescente, voy hasta la estantera de los chupetes, sigo fielmente el derrotero de informacin y regreso habiendo comprobado que una vez mas se cumpli la Ley de Murphy de los chupetes que dice: la posibilidad de encontrar el chupete requerido es inversamente proporcional a la incomodidad de la hora en que tiene que ser dispensado.
Siendo consciente del alto grado de adaptacin del nio a las caractersticas ergonmicas y texturales de un chupete, tengo que informarle un tanto compungido y con un dejo de culpabilidad, las fatdicas palabras: No tengo de esa clase, Carmen.
Con el rostro demudado, se agarra la cabeza, cierra los ojos y al borde del llanto, expresa: Y ahora qu hago?
Mientras trato, intilmente, de encontrar una respuesta, Carmen abre los ojos, y, tras un instante, extiende su mano indicando un punto detrs mo y abajo: Ah, ah, dice con voz temblorosa.
Me doy vuelta y en el suelo veo un chupete que mi hijo menor, Martn, ha perdido en una de sus cuadrpedas incursiones farmacuticas destinadas a alterar la paz de comprimidos, jarabes y ampollas.
Lo recojo mientras Carmen dice : Ese es, dame ese!
-Pero Carmen le digo- est todo sucio.
-No importa, lo lavo y listo dice- me salvaste la noche, cuanto te debo? agrega.
-No, nada, te lo regalo.
-Bueno, muchsimas gracias, pronto vengo a buscar otro, hasta maana.
-Chao, Carmen le respondo, satisfecho por haber hecho feliz a alguien.
Cierro la farmacia, regreso a casa, y en silencio para no despertar a mi esposa, me acuesto, apago la luz y trato de conciliar el sueo que en estas ocasiones no siempre es fcil.
Aproximadamente a los 10 minutos oigo un llanto desde la pieza de los nios. Mi esposa se levanta y regresa con Martincito en brazos: Uno de los chupetes que tena se le rompi ayer y al otro no lo encuentro por ningn lado, no lo has visto, Jorge?- me pregunta Edith.
-No, mi amor- contesto mintiendo autoprotectoramente Y el ltimo que haba de ese tipo lo vend ayer.
Tras dos horas en las que Martincito se haba obstinado en no dormir, en rechazar toda oferta de otro chupete diferente y su nico consuelo para evitar el llanto eran los juegos en nuestra cama o el paseo en brazos, me visto nuevamente, me subo al auto y a las 6:30 horas golpeo la puerta de mi colega Claudia, que con sorpresa me pregunta: Jorge!, que pas?
-Hola, Claudia, perdoname que te moleste a esta hora; necesito un chupete marca Bebito, de ltex, redondo, tamao 3 le respondo.
-De qu color? me pregunta.
-Cualquiera, Claudia, cualquiera.



(*) Ganador del segundo premio del Concurso Literario Cuentos de Turno organizado por Laboratorio Sidus con un jurado formado por Antonio Dall Masetto, Ana Mara Shua y Sergio Olgun. Ms informacin en www.sidus.com.ar

Copyright 2013 - Revista Bioanalisis de Grupo Bio SRL - Rodriguez 8087 Carrodilla Mendoza - Argentina Tel. (54 261) 4363473
Todos los derechos reservados - Términos y condiciones legales - Seguinos en - Descarga de intérpretes PDF